Evitar ser Víctima de Extorsión: ¿Cómo lograrlo?

La extorsión es un delito que consiste en obligar a una persona, a través de la utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto jurídico o negocio jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de carácter patrimonial.

En la actualidad, se han presentado varios caso donde los delincuentes a  través de la comunicación vía celular, plantean supuestos escenarios que incluyen situaciones de riesgo o peligro para la posible víctima y/o familiares, tales como amenaza de daño físico o patrimonial, secuestros, detenciones de familiares a causa de un delito, entre otros. 

En la extorsión la delincuencia utiliza la violencia psicológica para intimidar a la víctima a través de agresiones verbales o también aprovechándose de la buena fe de las personas con la finalidad de engañarlas.

En casi todos los casos, la delincuencia elige al azar a su víctima utilizando directorios telefónicos, datos personales obtenidos a través de distintas formas, y la más importante, con información publicada en redes sociales por la propia persona.

A la práctica de obtener información confidencial a través de la manipulación de usuarios legítimos se le conoce como “Ingeniería Social”.

Es una técnica utilizada por los delincuentes para obtener información que les permita realizar algún acto que perjudique o exponga a alguna persona. El modus operandi de un ingeniero social es a través del teléfono o internet  y se aprovechan de la ingenuidad de la gente que proporciona detalles personales, financieros, etc. 

Los ataques de ingeniería social se realizan por correo electrónico, teléfono, redes sociales, USB, mensajes de texto, entre otros. Para reducir de manera significativa la posibilidad de ser víctima de extorsión, Tecnotrust te recomienda generar un protocolo de seguridad familiar.

Un protocolo de seguridad es un documento donde se consignan estrategias con los pasos que se deben seguir para ejecutar medidas de protección y acciones seguras.

El protocolo familiar o plan de acción debe de contener mínimo los siguientes datos:

  1. Se debe de realizar en conjunto con todos los miembros de la familia.
  2. Definir un lugar como centro de reunión que sea conocido y fácil de encontrar para todos los miembros de su familia.
  3. Todas las personas que vivan en la casa (incluyendo personal de servicio), deben saber que ante una llamada diciendo que tienen secuestrado a una persona o que está en riesgo, cuelguen y le hablen de inmediato a los señores de la casa. 
  4. Tener establecida entre la familia la palabra de “prueba de vida” y memorizarla.
  5. Definir si se da aviso o no a las autoridades.
  6. Integrar un folder con la información importante de los miembros de la familia (actas de nacimiento, copia pasaportes, copia visas, historial médico, pólizas de seguros, etc).
  7. Tener dinero en efectivo en la casa para emergencias (no debe de ser gran cantidad).
  8. Tener una lista de contactos con números y direcciones a los que se pueda localizar en caso de un incidente. Es importante identificar a quienes se debe llamar en determinadas circunstancias.
  9. Contar con los teléfonos de emergencia Tecnotrust y 911. 
  10. Compartir con cada miembro de la familia el protocolo o plan de acción para que sepan qué hacer durante cada tipo de emergencia. 

Algunas recomendaciones básicas para evitar ser víctima de este tipo de delitos son las siguientes:

  1. Nunca reveles información personal ni datos confidenciales. 
  2. Se cuidadoso al compartir información. Evita exponerte a internet y redes sociales.
  3. Realiza el protocolo de seguridad familiar. 
  4. Platica con los integrantes de la familia y el personal de servicio sobre la situación de seguridad que se vive. Hay que hacerlos conscientes de los riesgos a los que estamos expuestos, cómo identificar una extorsión y qué hacer en caso de ella. 
  5. Acuérdate que la mejor defensa contra los delincuentes, son la información y prevención.