6 Tips para que tus Hijos Jueguen Seguros en Internet

Navegar en internet, pasar tiempo en redes sociales, ver videos en YouTube y jugar en línea se han convertido en una actividad fundamental en la vida social de niños y jóvenes (y no tan jóvenes).

El auge de clases virtuales durante la pandemia aceleró su acceso a internet y ahora, en época de vacaciones, la mayoría tiene más tiempo libre para navegar por internet y divertirse jugando online.

Con el aumento de la exposición de nuestros hijos, es importante que como padres nos preguntemos por los riesgos que existen y cómo podemos acompañarlos para evitar que sean víctimas de la delincuencia online.

Algunos datos que preocupan

De acuerdo con el Índice de Civilidad de Microsoft, 4 de cada 10 adolescentes en México han compartido contenido íntimo o información personal en línea.  

Los datos del área de ciberseguridad de la Guardia Nacional revelan que solo durante 2021:

  • La pornografía infantil incrementó un 73%
  • El acoso a menores aumentó un 45% 
  • Las amenazas o extorsiones en internet crecieron un 25%

Los riesgos de jugar online:

  1. Los desconocidos pueden usar los chats de los juegos para solicitar información personal, bancaria, fotografías, etc.
  2. Cyberbulling en chats o acoso verbal.
  3. Perfiles falsos (delincuentes adultos que se hacen pasar por menores).
  4. El acceso a juegos con contenido sexual, por invitación de terceros o por descubrimiento navegando en la web.
  5. Juegos con alto nivel de violencia.

¿La solución es la prohibición?

¡De ninguna manera! Lo más importante es que tengamos más herramientas y conocimientos para hablar con nuestros hijos y permitirles jugar bajo ciertos términos,  siempre y cuando conozcan los riesgos a los que se enfrentan.

Si se los prohibimos, es probable que lo hagan a escondidas y estén más vulnerables a la delincuencia online.

Para evitar medidas drásticas y prohibitivas, tenemos una mejor solución:

6 tips para cuidar a tus hijos cuando juegan online:

  1. Mantén una estrecha comunicación con ellos sobre los riesgos que corren al jugar online con desconocidos y por qué deben evitar hacerlo.
  2. Conoce las actividades y juegos de su preferencia. Establece qué juegos pueden y cuáles no. 
  3. Configura los programas a fin de activar el control parental.
  4. Establece horarios de juego.
  5. Jueguen en familia. Los menores de edad siempre deben de navegar acompañados de un adulto. 
  6. Recuérdales que eviten compartir información personal de relevancia, como su ubicación, dónde viven, qué sitios frecuentan, etc.